domingo, 17 de febrero de 2008

¡Dios Mío, que no me entre ahora la risa!

Todos recordamos algunas de esas situaciones en las que, lo último que deseas, es empezar a reirte dada la seriedad de las circunstancias de esta, pero que mira tú por donde, al final no puedes evitar estallar entre carcajadas ante el asombro de las otras personas y del tuyo propio X-D

En el vídeo tenemos a un presentador que, tras una introducción y al poco de iniciar la invitada la narración de un hecho serio, de pronto comienza a reírse justo en el momento en el que interviene el otro invitado, debido a la voz de pito que tiene este...

El entrevistador pide disculpas al público, pero lo cierto es que cada vez que se intenta proseguir con la entrevista, comienza de nuevo a partirse de risa inevitablemente X-D, y claro, el invitado con expresión atónita total se pregunta qué es tan gracioso...

¿Falta de respeto por parte del presentador o simplemente es que cualquiera puede sufrir un ataque de risa en cualquier momento?

En cualquier caso, aquí os dejo el vídeo :-)
Que paséis una feliz tarde de domingo ;-)