jueves, 21 de febrero de 2008

No quiero un peluche... ¡quiero un cubo de Rubik!

Eso es lo que debe de decir la niña china de tan solo tres años (sí, casi casi es un bebé aún, o prácticamente lo sigue siendo, según se mire) protagonista del vídeo de hoy, cada vez que algún familiar vaya a regalarle un muñeco o cualquier otro juguete propio de su edad, gracias seguramente, a la afición desmesurada de alguno de sus progenitores a este "endiablado" juego de fichas de colores que ya de tan joven le inculcaron... :-)

El caso es que esta niña, pese a su cortísima edad, va a tratar de resolver el juego colocando todas las piezas en su sitio en un tiempo récord, ¿lo conseguirá? habrá que verlo, pero no os lo perdáis, porque sorprende ver la destreza y habilidad con que gira las piezas.

A estos asiáticos no hay quien los cambie, parece que viven en una carrera donde el tiempo apremia, no tienen remedio... X-D

Ahí lo tenéis, que lo disfrutéis ;-)